¡Viaje sorpresa a Cusco!

Septiembre 27, 2016 by Infiltrada - 2 comentarios

La semana pasada me fui a Cusco con mis amigas de toda la vida, en verdad era la primera vez que viajaba con ellas y me entere dos días antes de irme. Ellas habían armado el plan junto con mi mamá hace meses atrás y claro la novia siempre es la ultima en enterarse ji ji ji

Lo primero que hice fue en ir a comprarme un saco grande y abrigador, les soy sincera todo el invierno busque pero todos eran demasiado grandes para mi que soy petit, pero un día antes de irme encontré, suerte la mía en verdad, sino iba a pelarme de frío. Otro de los desafíos era llevar una maleta pequeña, sin que mis amigas me maten queriendo llevar todo y tomar fotos cada  minutos, en verdad me tuvieron paciencia, pero no fui fregada con las fotos, la idea era disfrutar del viaje.

Lo más práctico del viaje fue llevar una sola cartera que me sirvió para todo. En verdad hay veces que en este tipo de casos no vale la pena llevar una cartera para cada look u ocasión, sino se trata de ser practicas, es por eso que lleve una mochila, que en verdad me permitía tener las manos libres, además entraba de todo, billetera, celular, cargador, bloqueador, estuche de lentes de sol, hasta la cámara de fotos, si están pensando hacer un viaje, este tipo de cartera es un hit.

No voy a mentirles me agarraron fría y me quede por un momento helada, me iba a Cusco con mis amigas por mi despedida de soltera, un viaje corto pero lindo, no saben como he disfrutado ese momento con ellas, me he matado de la risa, hemos recordado viejos tiempos, un viaje lindo y emotivo, que valió la pena hacer.

El primer día fue para aclimatarnos, fuimos a almorzar a La Bodega 138, sus pizzas muy recomendadas, su sangría es deliciosa al igual que el pan al ajo, deli, deli. Pero después siempre su mate de coca.

En la tarde fuimos a San Blas, hay una plaza donde venden todo tipo de recuerdos hecho por artesanos, prendas de alpaca, carteras de cuero, posa vasos pintados, pinturas típicas en oleo, etc. Lo que más nos gustó fue el atardecer.

Al día siguiente fuimos al mercado a comprar choclo con queso y pan para hacer nuestro picnic, así que hicimos el recorrido a caballo hasta el templo de la Luna, el paseo nos costo S/.25 por persona, no saben los lindos paisajes que se pueden apreciar, a nosotras nos encantó. Ya en la noche fuimos a comer a Incanto, es un restaurante con todo tipo de comida y a nosotras nos fascino, igual si están pensando ir se los recomiendo.

Y por segunda vez que estoy en Cusco no voy a Machu Picchu, pero será motivo para volver de nuevo, les dejo algunas fotos y espero que les guste:

cusco-2

cusco-5

cusco-8

cusco-19

cusco-1

cusco-11

cusco-10

cusco-14

cusco-12

cusco-15

cusco-13

cusco-16

cusco-7

cusco-4

cusco-17

cusco-3

cusco-21

Nos vemos en el próximo post #Infiltradas