¡Italia: Roma, Florencia & Genova!

Junio 14, 2017 by Infiltrada - No hay comentarios

Hasta que por fin me hice un tiempo para terminar casi casi los post de mi viaje, es que quería compartir con ustedes mis experiencias. Nuestra llegada a Roma fue un poco accidentada, cuando digo accidentada, realmente lo fue, primero averiguamos como era ir en tren del aeropuerto hasta nuestro hotel y era una travesía bastante larga, así que entre ingles y traductor pude conseguir esos taxis que compartes con varias personas, así ya nos íbamos a evitar el sube y baja de cada estación con las maletas, algo que ya habíamos pasado por España.

Entre tanto llegamos a nuestro B&B, un concepto nuevo de hospedaje, un Bed&Breakfast es de máximo 4 habitaciones y sólo te sirven desayuno y la persona encargada de recepción sólo esta por las mañana, por lo que si llegas en otro horario que no es el del check in, se tiene que avisar con anticipación. Bueno nosotros no sabíamos esto y nunca nos llegó el correo del aviso, al hotel nos dejaron como a las 7:00pm y recibían hasta las 5:00pm, pues nuestra sorpresa fue que no había nadie en recepción, solo un número grabado en la puerta, y la persona nos dijo que esa noche no nos podían recibir que el se encontraba en Florencia.

Imagínense llegando con las maletas y no tener donde quedarnos. Lo que hicimos fue llamar a Booking.com para que se comunique con la persona encargada, y logramos hacer que vuelva para que nos abra, algo de milagro. Lo único, es que nos dijo que teníamos que esperar 2 horas aproximadamente a que llegue, no nos pareció tan malo, a tener que buscar hospedaje por todo Roma, lo cual es escaso.

Encontramos un restaurante a la vuelta de nuestro hotel, se llama Bella Napoli fue la espera más deliciosa que tuvimos, mi risotto a la crema di scampi es el risotto más delicioso que he comido en mi vida y no exagero, el sorbetto al limone también es una delicia, servido en el mismo limón congelado, además tiene ese aire de restaurante que se ha quedado en el tiempo, lindo y acogedor.

Después de dos horas de espera, por fin pudimos entrar a nuestra habitación, lindísima, mejor a las fotos, se llama de Great Beauty, 100% recomendado y queda en la ciudad de Vaticano, a tres cuadras de la estación Ottaviano, súper bien ubicado y en una zona tranquila.

Al día siguiente fuimos a conocer el Coliseo y el Foro Romano, compramos las entradas por internet, para los dos recorridos, nos costo 18 euros cada una, allá cogimos un tour con guía en español y con entrada rápida, mejor dicho sin hacer esa tremenda cola, cada uno creo que pagamos 10 euros o 15 euros no recuerdo bien, pero recomiendo que hagan eso. Después de todo ese recorrido que dura unas dos horas y media aproximadamente, fuimos a almorzar por el centro y de ahí conocer la ciudad, como es,  Campo de´Fiori, la Fontana di Trevi, que es hermosa, pero hay un millón de turistas y es casi imposible sacar una buena foto, casi casi que tienes que hacer cola, pero tiramos nuestra moneda de deseo, dicen que es para volver a esta maravillosa ciudad, de ahí pasamos por Plaza Venezia, Panteón de Agripa,  Plaza Novona, Monte Palatino, etc. Terminamos ese día muertos de todo el día caminando por toda la ciudad. y es que Roma tiene ese encanto.

Al día siguiente fuimos al tour de la ciudad del Vaticano cada entrada nos costó 35 euros con guía incluido y también entrada rápida, el tour incluía los museos del Vaticano y la capilla Sixtina, porque la Basílica de San Pedro la entrada es gratuita. El tour dura algo de tres horas aproximadamente es un poco largo y agotador, eso si hay que evitar ir en shorts o polos de tiras es una norma para poder hacer los tours en el Vaticano, así que tomar sus precauciones en cuanto a la vestimenta. Tengo que decirles que vale la pena hacer este tour, es simplemente precioso. En cuanto a la Capilla Sixtina, no se puede filmar ni tomar fotos, esta prohibido, para que las pinturas no se desgasten, eso si hay que tener paciencia, hay demasiada gente.

El tour lo terminamos como a las 6:30pm, lo empezamos después de almuerzo, por lo que almorzamos en Bella Napoli ya que yo me moría por volver a probar el risotto a la crema di scampi. En la noche llegaban unos amigos de Lima, así que quedamos en salir con ellos a tomar un trago, fuimos al bar que estaba cerca a su hotel, un bar, karaoke y discoteca, Yellow es era de su mismo Hostel. Terminamos conociendo personas de diferentes partes del mundo, eso es lo divertido de viajar. Ya al día siguiente partíamos a Florencia, nos fuimos de Roma a Florencia en tren rápido, toda una experiencia.

Llegamos a eso de las 4:00pm, mientras nos ubicábamos y veíamos que bus tomar a nuestro B&B La Fonderia de Firenze, un concepto que amamos en cuando a hospedajes, entre tanto y tanto llegamos y nos instalamos. El hotel era precioso, tenía un mes de operación y ese día éramos los únicos del hospedaje, de lo más tranquilo. Ya instalados, fuimos a buscar algo cerca para almorzar, pero como todo en Europa a las 4:00pm la mayoría de restaurantes están cerrados, encontramos una panadería abierta que me hizo recordar a la panadería de mi nonno, felizmente tenían pizza, así que ese fue nuestro almuerzo. De ahí nos fuimos a descansar para al día siguiente empezar nuestros días de tour por la ciudad, ese mismo día decidimos quedarnos un día más en Florencia de lo lindo que es y de tantas cosas que hay que ver.

Al día siguiente empezamos por Plaza La República, de ahí la Catedral Santa María del Fiore, es inmensa pero no entramos ya que la cola era interminable y la teníamos que hacer bajo el sol y el calor era insoportable, después de eso decidimos almorzar para así continuar con lo demás, pero cometimos el error de almorzar es esos restaurantes turísticos en plena plaza, pues es la comida italiana más fea que he probado en mi vida y pagamos la Coca-Cola más cara también 6 euros, un robo, pasado el mal rato seguimos con nuestro recorrido, continuamos por Piazzale Michelangelo, una amiga nos lo recomendó, fuimos en bus, son como 6 a 8 paradas para llegar eso si es un poco lejos, así que nos demoramos entre llegar ver la espectacular vista de toda la cuidad, después esperar el bus de regreso como 1 hora o un poco más, de ahí seguimos por Palazzo Vecchio, Palacio Pitti, Plaza de la Señoría, al Museo donde esta el David no nos alcanzó en comprar las entradas por internet, porque la cola ahí mismo era interminable.

De ahí ya casi para el anochecer fuimos al Ponte Vecchio en donde tuvimos la suerte de tener un atardecer espectacular, es mi parte preferida del día y una de las partes del día más románticas. Después tanto que nos habían recomendado el famoso Bistecca alla Fiorentina, simplemente delicioso con una ensalada de la casa ni que decir, encontramos en restaurante caminando por las bellas calles de esa ciudad.

Saliendo de cenar fuimos a comprar los tickets para ir a Pisa, algo de 16 euros cada uno ida y vuelta, los compramos para el medio día para descansar bien del día anterior que habíamos caminado un montón. Almorzamos en Pisa y de ahí nos fuimos a ver la torre, es increíble como caminas por la ciudad pasas unos arcos, y listo,  esta la torre y toda la plaza, es increíble, súper lindo, nosotros recorrimos Pisa por nuestra cuenta y nos dijeron que no valía la pena subir a la torre, después de caminar por la ciudad regresamos a la estación para regresar a Florencia, llegamos como a las 7:00pm directamente para ir a cenar, de ahí a caminar un poco por esa maravillosa ciudad y de ahí a arreglar nuestras cosas para partir a Génova.

El viaje en tren si fue un poco más largo que los anteriores, pero después de casi 5 horas llegamos a Génova, nos recibió mi familia en Montoggio, llegamos para cenar el mejor pesto que hemos probado, una delicia, creo que nunca había comido tanto como nuestros días en Génova. Al día siguiente había una feria en Montoggio así que fuimos a conocer los alrededores, una cuidad muy linda y de lo más pintoresca. Al día siguiente fuimos a Cologeleto con mis primos una playa súper linda, es un playa turística, y en la tarde pasamos por un aperitivo algo muy de moda, antes de almorzar o cenar.

De ahí fuimos visitar a la otra parte de mi familia en Favale y visitar Barbagelatta, la ciudad donde nació mi nonno, la casa donde creció, la iglesia que se construyó en un terreno que donó, un día súper lindo y emotivo también.

El penúltimo día en Génova no nos queríamos ir sin visitar Cinque Terre, es un conjunto de cinco localidades con una gran belleza, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y están conformados por Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Nosotros tomamos el tren en Chiavari y llegamos a Monterosso, almorzamos ahí y estuvimos paseando por sus lindas calles, tanto fue que se nos pasó la hora que cuando quisimos ir a los otros pueblos, puedes tomar un tour por 16 euros cada uno, pero entre la batería del celular y la hora ya teníamos que regresar, igual Monterosso es precioso, y vale la pena ir con mucho más tiempo, en la estación de Chiavari, tuvimos que comprar un adaptador para cargar el Wifi y cargar el celular en el carro, así poder regresar a Montoggio y no quedarnos perdidos por la carretera sin tener como regresar. En la noche nuestros primos nos organizaron una cena súper linda y con el clásico aperitivo que me encantó con Aperol.

Ya el último día fuimos al centro de Génova con Diego y mi tío Giani, al puerto antiguo, desde donde partió mi nonno para ir a Perú y mi bisnonno, El acuario, El palacio del puerto, es muy lindo, pero no pudimos ir a más cosas ya que muchas partes de la ciudad estaban cerradas por la llegada del Papa a Génova.

Ya en la noche tuvimos una cena de despedida con mis primos y todos sus amigos en un restaurante cerca a Montoggio, súper buena onda todos, hasta Diego se animó hacer una variación de chilcano con Grappa, quedó súper bien, todos quedaron encantados.

No soy muy buena con las despedidas y soy bien nostálgica, esos días con mi familia allá la pasamos de lo más bonito, pronto volveremos o ellos vendrán a visitarnos.

Otra cosa de la que quedé enamorada en Italia además de sus paisaje, sus helados, es que fueron mi debilidad todo el viaje y los de Venchi son una verdadera delicia, igual cualquier heladería en Italia es buenísima.

Espero no haberlos aburrido con un post tan largo y espero que les guste:

ROMA

FLORENCIA

PISA

GÉNOVA

COGOLETO

CINQUE TERRE